Fiestas en Honor a la Virgen del Valle

En el Año se celebran dos fiestas en honor a la Madre del Valle, la primera entre Abril y Mayo y la segunda en Diciembre.

Bajada de la Virgen

Bajada de la Virgen

La primera Fiesta del año es el  SEPTENARIO EN HONOR DE NUESTRA SEÑORA DEL VALLE que conmemora la Coronación Pontificia de la Sagrada Imagen, realizada el 12 de Abril de 1891. Comienza la festividad con la Bajada de la Virgen que se realiza el Sábado posterior al domingo de Pascua de Resurrección  y continúa hasta el Domingo siguiente en donde se realiza la Solemne Procesión; de allí que su fecha pueda variar entre los meses de Abril y Mayo.

maravilla_portada_ultima

La segunda Fiesta del año se realiza en Diciembre, es el NOVENARIO EN HONOR DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN. Esta fiesta tiene una fecha fija; comienza el 29 de Noviembre con la Bajada de la Virgen y continúa hasta el día 8 de Diciembre donde se realiza la Procesión.

La Bajada consiste en que la Virgen es bajada solemnemente de su Camarín por el Sr. Obispo, hasta el trono preparado en el Prebisterio. En el trayecto es acompañada por Sacerdotes, Seminaristas, Guardias de Honor. Esta
ceremonia es inmensamente emotiva. La gente reza con devoción, y se sienten con fuerza el pedido, lo rumores, las
súplicas a la Madre.

En el Prebisterio la Virgen es custodiada por guardias  de honor y por los guardianes, que la acompañan en cada celebración.
La Virgen permanece en el Prebisterio hasta el último día de la fiesta que culmina con la procesión solemne en donde, la Madre después de recorrer las calles, vuelve a ser colocada en su Camarín.

Durante la fiesta, cada asociación religiosa tales como: Apostolado de la Oración, Hospedaje del Peregrino, Archicofradía de la Virgen del Valle, Legión de María, Movimiento Familiar Cristiano, Cursillos de Cristiandad, tienen encomendada la misión de ornamentación del Trono de la Virgen. Esto permite que todos los que deseen participar puedan hacerlo, rindiendo de esta manera su homenaje a la Madre.

Además diariamente en las misas se ponen las intenciones de los distintos decanatos y de las instituciones civiles y religiosas. Así están presente los Medios de  Comunicación, Los tres Poderes, Las Fuerzas de Seguridad, la Universidad, Institutos y Nivel Superior,  Justicia, Transporte y Turismo, Ambientes de la Política, Cultura y Producción, el Área de Salud, Deportes, los Consagrados, Personal del Santuario, los Jóvenes y la Familia.

En la fiesta de Abril también rinden su homenaje los jinetes y las distintas comunidades.
Es de destacar que durante la Fiesta y a medida que se acerca la procesión, se observa un gran movimiento en la Basílica,  van llegando peregrinos del interior y de otras provincias, llegan  con los rostros llenos de esfuerzo y sacrificio, sudorosos y agobiados por los Km. caminados, por el calor, el viento, el dolor. Y que emoción tan grande y una inmensa alegría que se contagia al ver sus rostros cargados de lágrimas cuando contemplan a la Madre después de un largo camino, donde nada pudo con el deseo de llegar a sus pies, para depositar los ruegos, las angustias, los pesares y darle gracias por tantas alegrías y bendiciones recibidas.

Los dueños de casa expresan el amor a María en el hermano peregrino, proporcionándole alimento, generalmente locro, mazamorra,  agua, mate cocido. Esto lo realizan instituciones y grupos que se van organizando durante el año para esta tarea. Dentro del Santuario es muy alegre y rumoroso el movimiento para la ornamentación. En el que intervienen muchos devotos, en una tarea ardua que se hace diariamente con una gran cantidad de flores, por lo general, aportadas por los peregrinos y devotos de la Virgen.

fiestas_bajada

Bajada de la Virgen

Los Guardianes de la Virgen son hombres y mujeres que durante la fiesta se encargan principalmente de custodiar a la Madre, están presentes en todas las celebraciones, dan la bienvenida a los peregrinos, informan sobre horario de misas y actos a realizarse.

Los Servidores Marianos son un grupo de jóvenes y niños divididos en distintas áreas que se ocupan de proporcionar al peregrino agua, servicio de primeros auxilios, información que soliciten, encargándose también del armado y ornamentación de la estructura utilizada para la realización de misas y actos fuera de la Basílica, generalmente en el Paseo de la Fé.

Durante la procesión los servidores se ocupan de proporcionar agua a los concurrentes y los acompañan durante todo el camino. Es de destacar la labor que realizan los jóvenes, entregándose por completo al hermano, dedicándose plenamente en estos días al servicio de los demás, al servicio de María, la Madre.

novena_virgen1